« Una guitarra y un balón de football : Fué todo lo que llevé a Camarones a la leprosería donde llegué el 24 de Agosto de 1967 ; en las proximidades de Douala.  Talvés estaba bien inspirado…sin embargo, todos los leprosos están ahora delante de mi, mostrándome su carne despedazada. No tienen lápiz para escribir. Con respecto a hablar de Dios …Hay más de doscientos dialectos oficiales en Camarones, añadiéndose las dos lenguas administrativas : Inglés y Francés. Qué dialecto escoger ?, Cómo hacerse comprender ?

Le Père Raymond enthousiaste à son arrivée à La Dibamba

Durante cuatro años, el Padre Raymond JACCARD compartirá su vida con los leprosos de este lugar, los problemas que él encontró hallarán su solución : La operación de los Males Perforantes Plantares (MPP) y la elaboración de prótesis. Este hecho permitirá en un futuro próximo la puesta de pié de millares de inválidos, víctimas de la lepra o víctimas de la guerra.

Todo este tiempo, y con la ayuda preciosa de su hermano Pierre, ellos se dirigirán siempre hacia los más pobres, los más desvalidos ; su deseo es de tornar responsables los inválidos con los que ellos viven. Su deseo más profundo es que se conviertan en hombres libres.

Vue du Centre Jamot

El respeto del amputado es muy importante para los hermanos Jaccard, ellos escogieron quedarse en el medio de los más desfavorecidos y alcanzaron  el objetivo de jamás caer en un paternalismo fácil, siempre rehusaron dar una prótesis gratis.  Es esta misma restricción que los impulsa a imaginar prótesis bien baratas (US $5). Una persona pobre puede pagarla él mismo, será entonces su propietario.

Thomas arborant fièrement sa nouvelle prothèse

Es este mismo deseo de servir los más desmunidos, que se manifestará cuando ellos se encuentran con la dura realidad de las niñas mal-amadas de Colombia.  Gracias a esta pareja de hermanos, miliares de mujeres, la mayoría jóvenes y niñas, encontrarán una forma de escapar al infierno de la prostitución y todas las derivas que este ocasiona.  La grande misericordia que ellos dejan a su paso, en todos sus encuentros, será el punto crucial de su misión, pues estas muchachas víctimas de la prostitución esperan después de mucho tiempo una verdadera palabra de amor o un gesto de ternura. Un corazón herido profundamente no puede ser curado sino es por el Amor Infinitamente Misericordioso de Dios.

Festival d’Espérance à Bogotà

Mas allá de sus acciones, es la presencia de la Iglesia que se manifiesta para los más pequeños y que sufren más .