Archivo mensual: mayo 2015

 

La Virgen María, después de la encarnación del Verbo en su seno, visita a su prima Isabel que esperaba un niño (San Juan Bautista). Isabel reconoce a la Virgen como “lamadre de mi Señor”.

En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá;  entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.  Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo;  y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno;  y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí?  Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno.  ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!» (Lucas 1:39-46)

La celebración de la fiesta es iniciativa de San Buenaventura, franciscano, en el 1263. El Papa Urbano VI la extendió a toda la Iglesia, pidiendo el fin del cisma que sufría la Iglesia.

Con ocasión de esta fiesta, los cristianos pueden ponerse dos cuestiones:

1.- ” Nosotros verdaderamente Somos conscientes de ser – como Marie – ” portadores de Jesús “. ” Lo que haces a los más pequeños, es a Mí que me lo haces “?

2.-  Tomo en serio como Maria la Palabra de Jésus: vine aportarle un mando nuevo: ” Quiérase unos otros “?

Por la tarde de nuestra vida, es por el Amor que seremos juzgados “. (Juan de la Croce)

Sigue leyendo

El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y de la vida cristiana. Es el misterio de Dios en sí mismo. Es, pues, la fuente de todos los otros misterios de la fe; es la luz que los ilumina. Es la enseñanza más fundamental y esencial en la “jerarquía de las verdades de fe” .”Toda la historia de la salvación no es otra cosa que la historia del camino y los medios por los cuales el Dios verdadero y único, Padre, Hijo y Espíritu Santo, se revela, reconcilia consigo a los hombres, apartados por el pecado, y se une con ellos” (CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA § 234)

El 15 de junio de 2014. El primer domingo después del Pentecostes, los cristianos celebran a Dios Amor. Un solo Dios en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tal es la Fe de la Iglesia proclamada cada domingo en el CREDO.

Oración a la Santísima Trinidad (Isabel de la Trinidad)

¡ Oh, Dios mío, Trinidad a quien adoro ! Ayudadme a olvidarme enteramente para establecerme en Vos, inmóvil y tranquila, como si mi alma estuviera ya en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Vos, ¡oh mi Inmutable!, sino que cada minuto me haga penetrar más en la profundidad de vuestro misterio. Pacificad mi alma, haced de ella vuestro cielo, vuestra morada amada y el lugar de vuestro reposo. Que no os deje allí jamás solo, sino que esté allí toda entera, completamente despierta en mi fe, en adoración total, completamente entregada a vuestra acción creadora.

¡ Oh, mi Cristo amado, crucificado por amor, quisiera ser una esposa para  vuestro   orazón ; quisiera cubriros de gloria, amaros… hasta morir de amor ! Pero siento mi impotencia y os pido os dignéis « revestirme de Vos mismo », identificad mi alma con todos los movimientos de la vuestra, sumergidme, invadidme, sustituidme, para que mi vida no sea más que una irradiación de vuestra vida. Venid a mí como Adorador, como Reparador y como Salvador. ¡ Sigue leyendo

“La liturgia de hoy es una gran oración, que la Iglesia con Jesús eleva al Padre, para que renueve la efusión del Espíritu Santo. Que cada uno de nosotros, cada grupo, cada movimiento, en la armonía de la Iglesia, se dirija al Padre para pedirle este don. También hoy, como en su nacimiento, junto con María, la Iglesia invoca: «Veni Sancte Spiritus! – Ven, Espíritu Santo, llena el corazón de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor». Amén.” Papa Francesco Homilia Pentecostés 2013

Ven, Espíritu Creador, click aquí :  VENI CREATOR

Santa Teresita del niño Jesús cuenta cómo recibió al Espíritu Santo al día de su Confirmación, el día cuando el Pentecostes se renueva para el cristiano que recibe este sacramento.

¡Qué gozo sentía en el alma! Al igual que los apóstoles, esperaba jubilosa la visita del Espíritu Santo… Me alegraba al pensar que pronto sería una cristiana perfecta, y, sobre todo, que iba a llevar eternamente marcada en la frente la cruz misteriosa que traza el obispo al administrar este  sacramento… Por fin, llego el momento feliz. No sentí ningún viento impetuoso al descender el Espíritu Santo, sino más bien aquella brisa tenue cuyo susurro escuchó Elías en el monte Horeb…la visita del Espíritu Santo…  Aquel día recibí la fortaleza para sufrir…(Storia de un alma Man.A v° 36)

Cada vez que un Cristiano se santigua de la Señal de la Cruz, es devuelto en presencia del SANTO ESPÍRITU

Oración colecta: Oremos: Dios nuestro que por el misterio de Pentecostés santificas a tu Iglesia extendida por todas las naciones, concede al mundo entero los dones del Espíritu Santo y continúa realizando entre los fieles la unidad y el amor de la primitiva Iglesia. Por nuestro Señor Jesucristo… Amén.

Al final de encuentros o de conferencias, ciertas cuestiones son o frecuentemente han sido puestas a los Hermanos Pierre y Raymond:

” ¿ Cómo hace para quedarse en esta gente de los leprosos desfigurados y minusválidos que viven en una pobreza extrema? ¿ Cómo hace para vivir en los campos de refugiados, cerca de los que lloran y no tienen más esperanza? Cómo puédase sostener de escuchar a mamás que le dicen: ” ¿ mis niños tienen hambre y no tengo nada darles de comer? “

La respuesta de los Hermanos puede ser resumida así:

+ ” Es a causa de nuestra Fe cristiana que podemos continuar en esta gente de los desheredados y de los grandes enfermos. Si no miramos cada día a nuestro Dios en la Eucaristía, Él que es sólo Amor y que fue hasta el escándalo de la Cruz por Amor para nosotros, no podríamos continuar.

+  Es el Espíritu Santo que nos ayuda a dejarlo hacer en nosotros su oración. Es Él quien nos ayuda también a mirar a cada persona que tiene la certeza de fe que somos delante de Jesús mismo que continúa en su Cuerpo lo que Le falta a su Pasión.

Sigue leyendo

Rublev icône de l’Ascension

En el Credo encontramos afirmado que Jesús «subió al cielo y está sentado a la derecha del Padre». La vida terrena de Jesús culmina con el acontecimiento de la Ascensión, es decir, cuando Él pasa de este mundo al Padre y es elevado a su derecha. ¿Cuál es el significado de este acontecimiento? ¿Cuáles son las consecuencias para nuestra vida? ¿Qué significa contemplar a Jesús sentado a la derecha del Padre? …

leer aqui ….Papa Francisco – Audiencia general 17 de abril de 2013

Palabras bíblicas que hay que meditar:

No le dejo sólo ” (Johanes 14, 18 ). “Estoy con usted hasta el fin del mundo ” (Matteo 28, 20 ). Jesús asciende los cielos. Los discípulos tienen que mirarlo allí. Dos hombres vestidos de blanco les dicen: ” ¿ hombres de Galilea, por qué tarda allí en mirar el cielo? ” ” Los discípulos después de la Ascensión se reúnen para la oración con Maria, la madre de Jésus ” (Hechos1,14)

Con nuestro Papa Francisco, la Ascensión nos invita a rezar y a salir hacia las periferias para anunciar la Buena Noticia del Evangelio (“Escuchar la Palabra, caminar juntos, ir a las periferiasFrancisco en Asís a los sacerdotes 4.10.2013)

Rezar, es hablar a Dios con amor ” (Père Charles de Foucauld), y a rezar, como los apóstoles con Maria.

Ir a las periferias “, es no tener miedo escuchar a aquellos que encontramos sobre todo a los que están sin nombre, sin influencia, y a menudo despreciados.

¡ La Esperanza de todo cristiano, misionero por definición, es la seguridad que Jesús le repite sin cesar ” ¡ Ve, estoy siempre contigo! “. Es la certeza que nos guió a lo largo de nuestras misiones.

 

Que san José, santo tan grande y tan humilde, sea ejemplo en el que se inspiren los trabajadores cristianos, invocándolo en todas las circunstancias. Al próvido custodio de la Sagrada Familia de Nazaret quisiera encomendar hoy a los jóvenes que se preparan para su profesión futura, a los que sufren a causa del desempleo, a las familias y a todo el mundo del trabajo, con las expectativas y los desafíos, los problemas y las perspectivas que lo caracterizan.   Audiencia general de JUAN PABLO II 19.03.2003  §4

ORACIÓN DE SAN FRANCISCO DE SALES A SAN JOSÉ

GLORIOSO SAN JOSÉ; esposo de María, otorgadnos vuestra protección paternal; os lo suplicamos por el Sagrado Corazón de Jesucristo. Vos, cuyo poder infinito abarca todas nuestras necesidades y puede hacernos posibles las cosas más imposibles, abrid vuestros ojos de Padre a las necesidades de vuestros hijos. En los trastornos y las penas que nos agobian., recurrimos a vos con confianza; dignaos tomar bajo vuestra caritativa protección este asunto importante y difícil, causa de nuestras inquietudes. Haced que su resolución feliz redunde en gloria de Dios y en el bien de sus amantes siervos. Amén.